Introducción: Conociendo la Fratelli Tutti en este Adviento

Bienvenidos al Retiro de Adviento de este año. Este año ha continuado a ofrecernos muchos desafíos, bajo la sombra de la pandemia. Gracias a Dios, sin embargo, muchos de nosotros/as estamos llegando a días mejores y somos llamados/as a salir fuera ora vez, a la plenitud de la vida, y a caminar más allá de nuestros aislados mundos.

El tema de nuestro Retiro de este año es exactamente eso - Ir Más Allá – y será inspirado por la Encíclica Fratelli Tutti del Papa Francisco, sobre la fraternidad y la amistad social. Ustedes pueden leer la Encíclica en el link de la página del Retiro.

Otras palabras que significan fraternidad son amistad y compañía, palabras centrales del mensaje cristiano, especialmente en Navidad. Las semanas de Adviento son un llamado a una reflexión más profunda en la vida de Jesús. En el momento en que se retira del mundo y entra en nuestros mundos, como compañero y amigo.

El Adviento es un tiempo que nos ayuda a prepararnos a dar la bienvenida a Jesús, nuestro Salvador, Dios hecho hombre en Belén. En Fratelli Tutti, el Papa Francisco se inspira en el ejemplo de San Francisco de Asís, cuya vida incluyó caminar “al lado de los pobres, los abandonados, los enfermos, los descartados, los últimos” (FT, 2). Estos, los más vulnerables, deben ser los más importantes, y el Papa comparte con nosotros cómo hacerlo. Francisco de Asís demostró que “un corazón sin fronteras, capaz de ir más allá de las distancias originadas en el origen, la nacionalidad, color o religión” (FT 3), abierto a los extranjeros.

El Papa nos invita a hacer lo mismo: salgamos de nuestros espacios, imaginemos un mundo en que todos somos hermanos y hermanas, amigos incluso, y comprometámonos a hacerlo más acogedor.

Muchos de nosotros sentiremos que esto lo hemos tratado de hacer muchas veces, y el mundo no se está volviendo mejor. A menudo nos parece que se está volviendo peor, cuando los líderes que escogimos nos indica a pensar sólo en nosotros y en nuestro país, y en aquellos que son exactamente como nosotros. Alegremente, profesamos y alabamos a la igualdad, como una de las mayores conquistas de nuestro tiempo; pero debemos admitir que vivimos en un mundo de desigualdad en aumento. En todo sentido, los ricos se vuelven más ricos y tienen un mejor acceso a los servicios de salud, mientras se piensa que los pobres deberán resignarse a su infortunio. La migración es usada como una varita mágica que usamos sólo para ganar votos, y miramos para otro lado para no ver las atrocidades que se comenten para que podamos mantener nuestros privilegios. Cerramos no sólo nuestras fronteras, si no que también nuestros corazones.

Los cambios que se necesitan son tan grandes, que nos parece que debemos renunciar y vivir en nuestro pequeño mundo lo mejor que podamos. Sin embargo, el Adviento nos promete un Salvador, el que, al pasar desde su mundo al nuestro, es alguien que nos muestra que esto no es tan difícil de conseguir. Jesús no es un trabajador milagroso que va a enderezar al mundo sin pedir nada a cambio; Él es un verdadero Salvador, que comparte nuestra condición humana y nos inspira y fortalece para que trabajemos por un mundo mejor.

A lo largo de estas semanas de Adviento, estudiaremos algunos de estos temas y reflexiones encontradas en Fratelli Tutti, como una guía para vivir más plenamente el Adviento. Al escribir esta Encíclica, el Papa espera que frente a los intentos de eliminar o ignorar a otros, podemos ser capaces de responder con una nueva visión de fraternidad y amistad social, y no quedarnos sólo con las palabras (FT 6).

Los numerosos personajes que encontraremos en estas semanas: Juan el Bautista, María, los Pastores y los Reyes Magos, entre otros, nos invitan a ir más allá de ellos y encontrar una nueva visión. La apertura de ellos para reconocer los signos y aceptar esta invitación, permitió que el Reino de Dios llegara hasta nosotros por intermedio de Jesús. Oremos para que este Adviento podamos nosotros ver lo signos, y escuchar el llamado de Dios por una mayor plenitud de la Palabra hecha Carne en nuestras propias vidas y en nuestro mundo, en nuestros hermanos y hermanas.

Consejos Prácticos

Comenzamos con unas sugerencias prácticas que pueden ayudarte si no has tenido antes un retiro como éste, o ayudarte para recordarlas si la has tenido. Conviene que consideres los siguientes subtítulos: Cómo, Donde, Cuándo y Qué. En primer lugar, debes conocer el link para acceder a la Encíclica, que si coloca al final de cada sesión. A lo largo del Retiro haremos referencias a estos consejos.

Una pregunta a considerar como un “Cómo” es el tiempo que puedes dedicar a cada sesión del retiro. Conviene decidirlo por anticipado y luego cumplirlo. No abandones si estas oraciones parecen un poco aburridas, o resulten muy largas, aunque interesantes. El material presentado en cada sesión se lee entre 20 a 25 minutos. Sólo escoge el tiempo que sea confortable para ti, luego de prepararte antes de comenzar, y tomando notas luego de terminar. Estas notas te pueden ayudar a lo largo del retiro.

Bajo los subtítulos “dónde” y “cuándo”, ¿podrías indicar a qué hora del día prefieres orar – en la mañana, en la tarde, o en mediodía? También puede aparecer otra pregunta: ¿Dónde te será más fácil orar y reflexionar en esta forma?

Finalmente, bajo el subtítulo “Qué”, pregúntate para qué estás haciendo este retiro. ¿Cuáles son los dones y gracias que desearías recibir de Dios durante este tiempo de oración? Asegúrate de comenzar tu oración preguntando a Dios por ellas, y estar abierto a recibir de Dios lo que Él decidirá entregarte. ¡Muchas veces no sabemos lo que en realidad necesitamos!

Una vez consideradas estas sugerencias, estarás lista/o para comenzar este tiempo de oración y reflexionar en cómo “Ir más allá”. Antes de comenzar, toma un momento en detectar la mirada de bienvenida y de amor de Dios, al encontrarlo en esta forma. También toma conciencia de los demás, que alrededor del mundo, están orando unto contigo, y saben que tú eres parte de esta comunidad de oración.

Anar més enllà

Retiro de Adviento 2021: un paso más allá

Para una mayor reflexión, utilice este enlace para acceder al encíclica completa del Papa Francisco, Fratelli Tutti.